Blackjack online descubre los secretos de este juego clásico.

Blackjack online, descubre el mejor juego de mesa gratis

Cuando se trata del blackjack, estamos hablando de un juego en el que la suerte ciertamente hace de las suyas, pero al mismo tiempo siempre hay que estar muy concentrado y tener una estrategia que aplicar. Todo esto puede hacerse en cuestión de segundos, y aunque haya otros jugadores en la misma mesa, sólo tienes un oponente, el croupier, al que vencer con tu puntuación.

Y al igual que todos los juegos de casino de éxito, también puedes jugar al blackjack online gratis sin necesidad de registrarte. Pero lo más importante es que antes de empezar a jugar al blackjack gratis, creemos que es importante conocer las reglas del juego. Por lo tanto, en esta guía encontrarás las reglas del blackjack y todo lo que necesitas saber sobre el blackjack para convertirte en un jugador de éxito a medio y largo plazo.

Queremos que nuestros consejos hagan que el blackjack sea sinónimo de éxito para usted. Veamos algunos buenos consejos para jugar al blackjack con éxito. A continuación, las plataformas que recomendamos para jugar por dinero real con bonos sin depósito.

Blackjack: Cómo jugar

Blackjack: Cómo jugar

  • La primera pregunta que te haces cuando te acercas a una mesa de blackjack es cómo jugar a esta disciplina que conserva su encanto incluso con el paso fisiológico del tiempo. Sin embargo, te das cuenta de lo fácil que es jugar en cuanto empiezas a seguir la dinámica. El crupier tiene la banca, espera a que se realicen las apuestas de todos los jugadores de la mesa, que también pueden apostar por los demás participantes.
  • A continuación, el crupier reparte una primera carta boca arriba a todos los jugadores, reparte una y luego reparte la segunda carta boca arriba a sus oponentes. Por último, se reparte la segunda carta a la banca, que queda boca abajo. La acción se confía entonces a un jugador cada vez, que debe decidir si pide más cartas o se queda con la puntuación acumulada con las dos primeras recibidas.
  • Una vez que se ha completado la acción con cada jugador en la mesa, el banquero roba su carta de agujero y debe continuar limpiando cartas hasta que tenga una puntuación mínima de 17. Finalmente, se decide, en base a la puntuación del banquero, quién ganará y quién perderá.
  • En el caso de una pareja de cartas iguales, el jugador puede decidir dividir apostando una cantidad igual a la ya apostada, y es como si estuviera jugando dos manos diferentes.
  • También se permite a los jugadores doblar su apuesta a cambio de una sola carta, que cambiará, en mayor o menor medida, el valor de su apuesta. que modificará, en mayor o menor medida, su puntuación.

Blackjack: cómo ganar

Blackjack: cómo ganar

  • Hay varias formas de ganar en el blackjack. La forma más inmediata y que puede garantizar las mayores ganancias es acertar el marcador que da nombre al juego, el blackjack. Tienes que conseguir 21, y lo mejor es hacerlo con las dos primeras cartas, es decir, recibiendo un as (que en este caso valdrá 11) y una imagen o un 10 del repartidor.
  • El blackjack también se puede conseguir con más de dos cartas, pero entonces tendrás que tener la cabeza fría y el valor para seguir pidiendo. Por último, puedes ganar tu mano si consigues puntuar más que el croupier, especialmente cuando el croupier tendrás que parar en algún momento porque de todas formas habrá puntuado 17 o más.
  • Por último, no hace falta señalar que el crupier también puede pasarse, es decir, pedir cartas para llegar al mínimo de 17 pero pasar de 21. De este modo, los jugadores que no se pasen podrán llevarse la victoria en una sola mano. Por lo tanto, hay un sin fín de formas de  ganar cuando se juega al blackjack.

Trucos de Blackjack

Al analizar los posibles trucos de blackjack, vamos a empezar con algo que no se considera legal en algunos casinos, pero que, en general, no forma parte de las reglas formales o no escritas en la mesa de blackjack.

Nunca es bueno, cuando se juega al blackjack, contar las cartas a medida que avanza la partida . También porque en algún momento, cuando llega la carta de corte, se sustituye la baraja.